‘México tiene la oportunidad de reinventar su sistema educativo’: representante del CIRCE


Esta nota fue publicado por primera vez el 20 de agosto de 2020 en Aristegui Noticias.



El ciclo escolar 2020-2021 ha comenzado. A causa de la pandemia el regreso a clases fue a distancia, situación que coloca a maestros y alumnos dentro de un esquema inédito. Para la maestra Adriana Grimaldo Ramos, representante en México del Centro para la Imaginación en investigación, cultura y educación (CIRCE por sus siglas en inglés), con sede en Canadá, el nuevo esquema de aprendizaje supone una oportunidad ideal para incorporar a los sistemas de enseñanza conceptos como creatividad e imaginación.


“Todavía hay muchos prejuicios alrededor de estos términos, sin embargo, la pandemia nos ha llevado a reinventarnos tanto a nivel laboral como doméstico”, sostiene la especialista.

Advierte que la misma aplicación del home office y los ajustes económicos en casa son ejemplos de la utilidad que supone el uso de una herramienta como la imaginación. “Desde hace varios años es recurrente hablar de creatividad, pero la emergencia sanitaria y la crisis económica nos obligan a acelerar su incorporación en los planes educativos. En el CIRCE tenemos la certeza de que mientras no se atienda a la imaginación, hablar de creatividad no tiene un ¿cómo? Hoy sabemos que necesitamos ser más creativos pero ¿cómo conseguirlo?, es la cuestión”.


Grimaldo destaca que fue el pedagogo canadiense Kieran Egan, pionero en el desarrollo de lo que hoy se conoce como educación imaginativa, quien estructuró las herramientas mentales que nos permiten estudiar y comprender la inserción de la imaginación en las escuelas. “Gracias a él hoy sabemos cómo utilizar en las clases las herramientas mentales que la imaginación nos da y que detonan los procesos de creatividad”.


Coautora del libro Educación Imaginativa, una aproximación a Kieran Egan (Morata), la académica reconoce que la pandemia puede acentuar la desigualdad económica pero también pedagógica, de ahí la importancia de aprovechar la coyuntura para colocar a México como punta de lanza regional en términos de esta pedagogía. “La imaginación es la capacidad de operar nuestras facultades mentales en términos de posibilidades. Conocer y entender cómo funciona amplía nuestras posibilidades”.


Grimaldo Ramos concluye que en atención al momento actual desarrollaron el curso Educación imaginativa ¿qué es y cómo aplicarla en tecnologías digitales?, que busca tender puentes con maestros y alumnos. “Consideramos que este puede ser un punto de quiebre para incorporar las herramientas en los procesos de enseñanza-aprendizaje. Si las sabemos aprovechar podemos no solo captar la atención de los estudiantes sino también promover un pensamiento crítico que los involucre con la utilidad del conocimiento”.


Agradecemos a Héctor González la autorización para la reproducción de esta nota.

212 vistas

© 2020 Educación Imaginativa S.C.